Memorias de una vaca

Dice La Vache qui Rit que en este mundo no hay cosa más tonta que una vaca tonta. Y toda la vida de Mo consiste en demostrar a su amiga que ella, desde luego, a pesar de ser vaca – y no caballo brioso – no tiene ni un pelo de tonta. ¡Ni uno! Es una vaca notablemente Omega, y nada Alfa. Y tiene una voz interior, y una determinada manera de entender la vida y … ¡muchas, muchas ganas de vivir!

Mo, una vaca decepcionada por pertenecer a su especie, relata su vida durante la posguerra española en una granja en el País Vasco. Al contrario que la mayoría de sus compañeras, es lista y curiosa y, junto con su amiga La Vache qui Rit, investigarán el porqué de las visitas nocturnas de unos hombres a la granja o los “banquetes” que les ofrecen separándolas por colores. Al final descubrirán que, en realidad, la casa de Balanzategui es una tapadera para ayudar a los maquis que se ocultan en las montañas cercanas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar